Ventajas

Ventajas                 :

Sistema estudiado, testado y documentado:

Cuenta con todos los registros necesarios y normativas UNE, correspondientes a eficacias biocidas declaradas, para la fácil validación por parte de Dptos de Calidad, prevención de riesgos, laboratorio, etc.

Amplio y eficaz espectro biocida:

Diferentes opciones de tratamiento según requerimiento y objetivo microbiológico. Eficacias bactericida, micobactericida, fungicida, esporicida, tuberculicida, virucida, eficaz frente a multiresistentes y cepas alimentarias.

Perfecta expansión:

No es fácil conseguirla, no se trata de la simple emisión de biocida al aire. Nuestro sistema está perfectamente testado, ¿Que tamaño de gota es el ideal? Una gota demasiado grande pesa mucho, caerá rápidamente por el efecto de la gravedad, mojará las superficies al entrar en contacto con ellas y no alcanzará una correcta expansión. La microdifusión, alcanza un tamaño de gota perfectamente estudiado de micras. Su emisión es lenta, creando un efecto “niebla” que se expande con suma perfección. La gota flota durante mucho más tiempo en el aire, alcanzando el 100% del volumen tratado y con ello los microorganismos existentes en ambiente.

No moja, no condensa, no gotea:

Superficies perfectamente secas y nula corrosión. Cuando alcanza una superficie, la propia fuerza superficial de la pared de la gota, evita que se rompa y con ello la condensación y oxidación.

Inocuo, no huele, desodorizante:

El Peróxido de Hidrógeno, solamente tiene pictograma irritante, es inocuo para humanos y animales, de nulo riesgo laboral ya que no requiere manipulación del desinfectante por parte de los trabajadores. Asimismo no genera olores y tiene una propiedad desodorizante de alto valor en ciertos ambientes.

Rápida recuperación:

De los espacios tratados (solamente pocas horas sin movimiento de aires)..

No requiere aclarado:

El Peróxido de Hidrógeno, se degrada en aire y agua. .

No deja rastros ni trazas:

Adecuado para cualquier ámbito y especialmente en el alimentario..

Sistema automático:

Proceso estandarizado, minimíza al máximo el error humano.

Eficacia probada:

Proporciona una gran asepsia tanto ambiental como en superficie, con reducciones comprobadas.

Reducción de pasos en tareas de desinfección, (no es necesario aclarado por ej.)

 

Ausencia del factor “fallo humano”, sistema completamente automatizado y estandarizado, proporciona un aumento de la efectividad, seguridad para los trabajadores, ahorro de costes por mano de obra de aplicación, además del menor consumo directo de desinfectante, frente a la aplicación manual.

 

Menor tiempo de parada para las tareas de desinfección (bajo tiempo de recuperación), redunda en un aumento de la productividad.

 

La mejora de procesos, puede resultar en una mejora de costes por diferentes conceptos, que conviene valorar.

Reducción de costes                 :